24.1.06

Propaganda renovada (II)

Fidel Castro llevó a más de un millón de pesonas (contadas por Cuba) a manifestarse delante de la oficina de Estados Unidos en La Habana, ese edificio que ahora tiene un luminoso en el aparecen frases sobre los derechos humanos. En cuanto Castro empezó a hablar, los del edificio conectaron el aparato y apareció: "Lea lo que quiera, diga lo que piensa, haga lo que le parezca correcto". Castro captó el mensaje: "Ya enciendieron el cartelito, qué valientes son las cucarachas", dijo. Yo creo que ya empiezan a entenderse.

Actualización, 26 de enero: Cuando terminaron la manifestación y la arenga, y consiguió salir del Malecón ese millón de personas, Castro mandó a las puertas de la embajada excavadoras y maquinaria pesada. Fuentes cubanas dicen que no hay "versión oficial" sobre lo que están haciendo las máquinas.

balazos: Propaganda renovada

Technorati tags:

3 comentarios:

  1. marlow13:56

    Escribes más artículos de los que puedo comentar. No tengo ni tiempo para inventarme algo ingenioso. Al final, no me quedará más remedio que tomarme en serio lo que escribes y comentar con rigor la actualidad de tus artículos. ¡Como si este blog fuera de eso!

    ResponderEliminar
  2. marlow13:58

    Por cierto, no sabía si decírtelo o no, pero en la foto sales desenfocado y como mal encuadrado, ahí a la derecha...

    ResponderEliminar
  3. yo creo que era mejor que no lo dijeras, pero, claro, como vas por libre...

    ResponderEliminar