27.3.06

Nueva cara

La cabecera es un fantástico regalo de Luisma. Nunca habría conseguido yo pensar nada así, ni parecido. Ni nada de nada. Casi cuatro años y no lo había hecho, así que... Menos mal que ha aparecido Luisma. Ahora sólo me falta conseguir que se vea bien del todo.

Technorati tags: