2.11.06

Escapismo

–Entonces no hay elección –dijo–. Se gastaron todo lo que tenían. –Aceptó el cigarrillo que le ofrecía el anciano–. ¿Qué quiero decir con "si de verdad me voy a ir"? –Escupió un grumo de tabaco al suelo–. Tengo que irme.
–Lo que tienes que hacer, muchacho –dijo Konrnblum–, es intentar acordarte de que ya te has ido.
(Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay, de Michael Chabon)

Technorati tags: