11.12.05

Memorias

Dice hoy Hans Magnus Enzensberger en una entrevista en el suplemento Domingo, de El País:
Los alemanes están un poco mal de los nervios. Han tenido muy mala suerte con su historia, y han olvidado que esos 12 años [el periodo nazi] no es todo. Es una historia de dos milenios y 12 años. Por esos años han olvidado en gran parte que también han tenido tiempos mejores, sobre todo en el aspecto cultural. Bach y Beethoven se interpretan en el mundo entero y los filósofos se siguen leyendo. Los alemanes tienen una relación curiosamente perturbada con su propia percepción. Me parece una tontería.
Cámbiense un par de datos (nacionalidades y número de años)... y verán qué tenemos delante. Suena tan familiar. Casi se tiene la tentación de usar la misma defensa que él y hablar de "los alemanes", así, en tercera persona. Son los escondrijos del idioma.
Más adelante, en la misma entrevista, otro apunte:
A mí me pareció muy elegante cómo se hizo en España, pero la historia aún no ha terminado. Ahora vuelven los fantasmas. Ahora se vuelven a abrir las fosas. Así son las cosas. Se tarda 50 años. Pero hay que verlo con cierto estoicismo. Es un proceso.
Estoicismo y las ganas de la tercera persona. Ya sólo quedan 20 años.