20.1.06

El rastro

25.000 dólares por dormir un año en una habitación en la que J.D. Salinger pasó seis meses entre 1938 y 1939. No es el nuevo reality show. Es una beca del Ursinus College, la beca J.D. Salinger, para seguir las huellas de este escritor fantasma. Aunque no basta con dormir allí. El becado, además, debe escribir, y debe hacerlo de forma brillante. Para seguir el rastro, la sombra. No puedo imaginar el sobresalto del buen becado, que ha repetido todos los pasos de Salinger en el Ursinus, al terminar, de repente, una noche, la última frase de El guardián entre el centeno.

Technorati tags: