21.1.06

Pólvora y poesía

En Al Qaeda son muy aficionados a grabar cintas. Bin Laden las llena de amenazas y su segundo, Al Zawahiri (al que no mató la CIA con su avión el otro día), de poesía (o eso dice). El que no murió, porque no había ido a una cena, colgó ayer en Internet 17 minutos de recitado de un poema titulado "Lágrimas en los ojos del tiempo". Versos (o lo que sea) dedicados a "los hermanos muyahidines de Palestina, Irak y Chechenia, y a los leones que están persiguiendo a los cruzados en Afganistán, en sus pueblos y montañas". Pólvora y poesía. ¿Quién querría matar por nada, sin glosa alguna, por tosca que fuera?

Le quita uno el soporte narrativo a estos tipos macabros, las explicaciones de las cintas, y se quedan, todavía más, pataleando en el aire. Como si les hubiera desaparecido el suelo de repente. Pólvora a medio hacer esa a la que le faltan versos (o lo que sea).

Technorati tags: