12.12.06

Anotaciones israelíes (2)

Durante todo el día pasamos de despacho en despacho, de edificio en edificio, de control en control. Detrás de cada uno de esos trámites, espera un analista que nos asegura que la paz con los palestinos es posible, que su intención es llegar a un acuerdo con ellos. Pero que no saben con quién hablar: el presidente, Abu Mazen, no tiene poder suficiente para cerrar el trato; el primer ministro, Ismail Haniya, es de Hamás, y ha dicho que nunca va a reconocer a Israel como Estado. En el país todos parecen querer un acuerdo, pero no encuentran el otro lado.

Ya en el trayecto desde el aeropuerto de Tel Aviv, Ivana, una argentina que nos fue a buscar, nos contó que la profesión mejor pagada en Israel es la de psicólogo.

[Israel 2006]

Technorati tags:

7 comentarios:

  1. Mucho me temo que Israel Y Palestina están condenadas a no entenderse...

    ResponderEliminar
  2. Marlow12:09

    Curioso que los israelíes, en su loable intento de alcanzar la paz, no encuentren el otro lado: sus misiles sí que lo hacen...

    ResponderEliminar
  3. Creo que a ambos les resulta más fácil encontrar el gatillo. Pero espero que no sea siempre así.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo14:14

    Así, por curiosidad, por deformación profesional:
    ¿viajas con el cordón umbilical de internet a rastras?

    Como dirían en Uganda: ketekunda! Y a la vuelta, cervezuela.

    Ander (¡tu robot sólo me deja escribir como anónimo!)

    ResponderEliminar
  5. Con el portátil, y encontré wifi en la habitación...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo20:22

    Salam / Shalom

    ¡Qué envidia me das por estar ahí!

    Desde mi condición de gallega, melancólica, rosaliana y pesimista diré que no veo posible el entendimiento...

    Yo también me veo obligada a entrar como anónimo...

    Rebeca

    ResponderEliminar
  7. Pues no entiendo qué pasa con lo de los anónimos. Si al menos supiera a quién he de regañar...

    ResponderEliminar