17.12.06

Anotaciones israelíes (6)

Se lucha por cada centímetro cuadrado de tierra, y se hace con las más variadas excusas y los más ocurrentes métodos. Durante décadas, el Gobierno de Israel envió a miles de personas a vivir a territorios palestinos. Eran los colonos, como Lorentz, que durante casi 20 años vivió en Gush Katif, en el corazón de Gaza.

Lorentz, como cientos de miles de israelíes, no nació en Israel. Pero era judía, y después de vivir unos cuantos años en Francia y en Estados Unidos, decidió "volver a la tierra de su pueblo". Llegó sola, con una maleta, sin conocer a nadie, como todavía hacen miles de personas todos los años. Primero le enseñaron hebreo y luego le buscaron un lugar donde empezar a vivir y comenzar otra vida. Allí encontró a su marido.

Después de vivir unos años en Jerusalén decidieron cambiar, y le preguntaron al Gobierno dónde podían ir. Les dieron varias opciones, y ellos escogieron ir a Gush Katif, un lugar entre dunas en el sur de Gaza. Dice Lorentz que se enamoraron de aquel lugar: "Allí podíamos trabajar la tierra. Vivir la vida como judíos". Montaron varios invernaderos, que es como se le ganan también centímetros cuadrados al desierto, y vivieron allí 19 años, hasta que Israel decidió dejar Gaza y envió el ejército a sacarlos de ahí.

Desde hace un año vive, junto con otras 2.500 familias, en barracones prefabricados, a la espera de que el Gobierno que les envió allí como cuña les indemnice y les dé un lugar para vivir. Aunque Lorentz lo que quiere es volver a Gaza. Forma parte de una minoría de israelíes convencidos de que los límites de su país no tienen nada que ver con lo que diga la ONU, sino que están escritos en la Biblia. Y explica su solución para los palestinos, que no aparecen en la Biblia: "Hay 22 países árabes y sólo uno judío. Tienen muchos lugares a los que ir".

[Israel 2006]

Technorati tags: