16.1.07

A los 23 años estuvieron a punto de amputarme la otra pierna. Pero fue falsa alarma: estaba inflamada, no era cáncer. Y me dijeron que estaba bien y que ya no tenía que volver más al hospital. ¡Y eso sí fue duro!

¿Por qué?
¡Porque lo que mejor sabía hacer yo en la vida era combatir el cáncer! ¿Y qué haría yo ahora? Me pasé un año buscándome.

(Víctor-M. Amela entrevista en la contra de La Vanguardia a Albert Espinosa, actor, guionista, dramaturgo, cineasta)

Technorati tags: