11.1.07

Palabras desde el frío

El capitán Robert Scott quería ser el primero en llegar al Polo Sur. Pero después de un año avanzando por un congelador gigante y ventoso, cuando se acercaba al punto exacto, ya desde lejos vio allí plantada una bandera noruega. Roald Admunsen había llegado antes, un mes antes, y ya se había ido. Vista la bandera noruega coronando su sueño perdido, Scott dio la vuelta y comenzó el regreso. Pero nadie de su equipo consiguió llegar a casa.

Según cuenta El País, en la tienda en la que se intentaba esconder del frío, se encontró la carta en la que, en marzo de 1912, Scott se despedía de su mujer: “Querida, no es fácil escribir por el frío, 70 grados bajo cero y nada más que nuestra tienda de campaña”. Desde aquella pesadilla alcanzó también a escribir: “Lo peor de esta situación es que no te volveré a ver, hay que afrontar lo inevitable”. Y también: “Cuando el hombre adecuado llegue para ayudarte en la vida, deberías volver a ser feliz [...] espero ser para ti un buen recuerdo”.
Technorati tags: