7.3.07

Descubrir a Cheever

¿Es cierta esa leyenda de que The New Yorker tiene pilas de manuscritos por todas partes?
No. La leyenda y la realidad son que todas las semanas nos envían cientos y cientos de manuscritos, sobre todo ficción y poesía, y que los leemos. Eso sí, el responsable de ficción no lee todo lo que nos envían de todos los rincones del país, pero tenemos lectores que lo hacen y los filtran. Merece la pena hacerlo. Queremos intentar fortalecer una de las características de la revista, el descubrimiento del talento. Hace 60 o 70 años, una jefe de ficción llamada Katharine White descubrió a John Cheever. Eso pasa. No pasa todas las semanas. Puede que no pase todos los años. Descubrir a un escritor como John Cheever puede que suceda sólo una vez en la vida.

(The Independent [en inglés] entrevista a David Remnick, editor de The New Yorker)

(visto en Kottke)

balazos: Los talones de Cheever