8.1.08

Vila-Matas y Joe Gould

Me habían advertido sobre uno de los últimos cuentos de Vila-Matas, pero como he estado retrasando el momento de ponerme con Exploradores del abismo, el comienzo de La modestia me ha sorprendido como si no me hubieran dicho nada:
Llevo muchos años ejerciendo de espía casual en el autobús de la línea 24 que sube por la calle Mayor de Gracia, en Barcelona. Tengo en casa un archivo de gestos, frases y conversaciones escuchadas a través del tiempo en este trayecto de autobús, y hasta creo que podría escribir una novela tan infinita como aquella que quería hacer Joe Gould sobre Nueva York, pues he robado y registrado todo tipo de frases sueltas, conversaciones extrañas, disparatadas situaciones.
La verdad es que no me habían avisado porque el cuento me fuera a gustar, sino que me preguntaron si había salido de ahí la idea de Recién oído. Aunque a lo que sigo dándole vueltas es a que Vila-Matas también mencione a Joe Gould, algo de lo que no me habían avisado. Como si eso pudiera tener algún sentido.