26.8.13

Periodismo en la playa

Las primeras veces que un niño aparece en la playa cava hoyos en la arena, simplemente porque la arena está allí, bajo su culo, por todas partes. También las primeras veces que un periodista entra en una redacción y se sienta sobre la realidad. En la arena, a veces se encuentra una moneda, una alianza, un bote con colillas, un ojo de cristal. Entradas a mundos fascinantes. También a veces el agujero crece hasta ser foso de castillo, circuito de coches con varios túneles, pequeña propiedad amurallada. A veces, la operación se limita a seguir hacia abajo, mientras uno aprende que resulta imposible hacerlo sin ampliar también el diámetro del agujero. Al pasar las horas, llega la marea, y todas las excavaciones devienen piscina. Al pasar los años, sobre la arena, el excavador tiende más al adormecimiento. También el periodista va escurriéndose hacia ese sesteo sobre la realidad, en la que al principio cavaba hoyos sólo porque la realidad estaba allí, con él sentado encima.