2.8.06

Pobres niños

Estremecedor enfrentamiento literario. Stephen King y John Irving intentan convencer a J. K. Rowling de que no mate a Harry Potter en el último libro. Ella, que quiere hacer lo que le venga en gana, explica que, en cierto modo, matando un personaje aquí y allá de vez en cuando hace más fuertes a sus tiernos lectores: "Hay un mundo literariamente cruel ahí fuera".

John Irving, por si acaso, cruza los dedos por Harry Potter.

Technorati tags: