21.10.06

Obsesiones

Recorté el viernes (otra vez) la entrevista de la contra de La Vanguardia (ésas que no se pueden enlazar, sí). Ima Sanchís hablaba con Lisa See, escritora y sinoamericana. Había algo en aquellas palabras. Pensé que quizá luego la usaría aquí. Sólo el arranque...
Un día, una anciana se desmayó en una estación rural de ferrocarril de China. Para identificarla, la policía rebuscó entre sus cosas y encontró unos papeles escritos en un código secreto.
¿Plena revolución cultural?
Sí, eran los años sesenta. La anciana fue detenida y acusada de espía, pero los expertos concluyeron que aquella escritura no tenía nada que ver con las intrigas internacionales, que se trataba de una escritura utilizada desde hacía mil años únicamente por las mujeres y que los hombres desconocían.
El nushu.
Ya con el recorte para luego, me di cuenta de que Jorge Juan mencionaba también esa entrevista en su blog. Pero él había elegido otra frase: "El año pasado en Estados Unidos el regalo de fin de curso más requerido y realizado fue la operación para aumentar los pechos". Y titulaba el post: "El gasto sanitario privado y las prioridades en salud". Su blog se llama Salud y gestión.

Habíamos tenido el mismo texto delante (no muy largo), nos conocemos desde hace muchos años, pero no habíamos visto lo mismo. Ni parecido. Las obsesiones dirigen la mirada. La mía, especialmente. Y me doy cuenta de que poco a poco veo más mis propias obsesiones (aunque la palabra suena demasiado fuerte). No sé si este blog las intensifica, o sólo las agrupa y les da forma. Quizá las ordena. Tal vez las exprime. Pero lo seguro es que las convoca.

Technorati tags: