21.10.06

Obsesiones

Recorté el viernes (otra vez) la entrevista de la contra de La Vanguardia (ésas que no se pueden enlazar, sí). Ima Sanchís hablaba con Lisa See, escritora y sinoamericana. Había algo en aquellas palabras. Pensé que quizá luego la usaría aquí. Sólo el arranque...
Un día, una anciana se desmayó en una estación rural de ferrocarril de China. Para identificarla, la policía rebuscó entre sus cosas y encontró unos papeles escritos en un código secreto.
¿Plena revolución cultural?
Sí, eran los años sesenta. La anciana fue detenida y acusada de espía, pero los expertos concluyeron que aquella escritura no tenía nada que ver con las intrigas internacionales, que se trataba de una escritura utilizada desde hacía mil años únicamente por las mujeres y que los hombres desconocían.
El nushu.
Ya con el recorte para luego, me di cuenta de que Jorge Juan mencionaba también esa entrevista en su blog. Pero él había elegido otra frase: "El año pasado en Estados Unidos el regalo de fin de curso más requerido y realizado fue la operación para aumentar los pechos". Y titulaba el post: "El gasto sanitario privado y las prioridades en salud". Su blog se llama Salud y gestión.

Habíamos tenido el mismo texto delante (no muy largo), nos conocemos desde hace muchos años, pero no habíamos visto lo mismo. Ni parecido. Las obsesiones dirigen la mirada. La mía, especialmente. Y me doy cuenta de que poco a poco veo más mis propias obsesiones (aunque la palabra suena demasiado fuerte). No sé si este blog las intensifica, o sólo las agrupa y les da forma. Quizá las ordena. Tal vez las exprime. Pero lo seguro es que las convoca.

Technorati tags:

14 comentarios:

  1. Lo que destaco yo en la entrevista, mi obsesión:
    "La cultura de la época decía que no debías amar a tu hija porque no formaba parte de tu familia. Tú la criabas para que fuera a vivir con otra familia."
    ¿No amar a tu hija? Inconcebible.

    ResponderEliminar
  2. De la conversación que mantuvimos a raíz de esta "casualidad", me quedo con la idea de que lo que ves, depende desde donde lo mires. Y que no sé si es malo mirarlo todo desde el mismo sitio.

    Por tanto, yo no hablaría de obsesión. Hablaría de coordenadas desde las que se mira. Yo vi eso, porque el acto que había planificado ejecutar inmediatamente despues era escribir un post en el blog. Y resulta que ese hecho ("El año pasado en Estados Unidos el regalo de fin de curso más requerido y realizado fue la operación para aumentar los pechos") me ilumino una conexión con otra cosa que habia recibido por email hacía tiempo, con la misma temática (http://www.saludygestion.com/archives/2005/03/este_mundo_aes.html).

    De hecho, si he de identificar el punto que más me llamó la atención de la entrevista, el que recordaré para siempre, son tres: a) la función de la mujer en aquella sociedad, 2) la estupida obsesión por los pies pequeños y cómo la llevaban a cabo, y 3) la invención de un lenguaje para sobrevivir a esa situación de aislamiento y reclusión.

    Nuevamente, lo que recordamos, son historias...

    Un lurker que se reconoce como tal? Un lurker no se puede auto-reconocer de forma online...

    ResponderEliminar
  3. Queda permitido a los lurkers en este lugar hacer lo que bien les venga en gana. Además, ya tenemos una tercera cosa que alguien va a recordar del mismo texto.

    No creo que sea malo mirarlo todo desde el mismo sitio, pero sí creo que a veces es muy interesante conseguir mirarlo desde algún sitio diferente. De hecho, creo que muchas veces, cuando vamos a leer a alguien, o cuando pedimos opinión a alguien, es precisamente porque pueden mirarlo desde un lugar distinto, y nos gusta ese lugar.

    En mi caso, me parece tremendamente interesante ver qué cosas terminan viéndose de las historias, que muchas veces no tienen nada que ver con lo que pensaba al principio quien las escribe.

    ResponderEliminar
  4. Gorgo01:12

    Pasa lo mismo cuando viajas. Cada uno se fija en cosas distintas. Probad a comentar el viaje con la persona que os ha acompañado y seguro que no describís el mismo viaje.

    ResponderEliminar
  5. Sabiendo que eres colaborador de esa revista que publica una Guía de las Tetas Máximas (con todas las mayúsculas merecidas), me extraña que no te llamara más la atención la noticia de la silicona para las buenas estudiantes (¿qué piden los alumnos?).

    ResponderEliminar
  6. Creo que mi trayectoria en esa publicación corre peligro después de esto: claramente vivo con las obsesiones equivocadas. Esto es un problema.

    ResponderEliminar
  7. Leí el otro día(creo que en el país)que solo quedan dos mujeres en China que sepan hablar y escribir el nushu y una de ellas tiene más de noventa años. Sería una pena que algo así se perdiera.

    ResponderEliminar
  8. Por lo que contaba Lisa See en La Vanguardia, ella entrevistó a esa mujer, que poco después murió. Lo que no sé es si todavía hay gente que enteinda el nushu. Supongo que sí.

    ResponderEliminar
  9. Yo escuché una grabación que le hicieron a la última señora que hablaba euskera roncalés. Entre que era un dialecto retorcido y que la agüelica de 90 años no tenía dientes, aquello parecía una psicofonía. Pero daba una impresión tremenda oír a alguien que habla un dialecto que nadie más habla y que va a desaparecer con ella. ¡Una lengua unipersonal! Qué absurdo tan bonito. Como el caso del tipo que se compró el primer teléfono. ¿Para qué lo quería?

    ResponderEliminar
  10. Impresionante. Además, a la señora le habrán dicho aquello de "Diga algo en roncalés, ande"...

    ResponderEliminar
  11. En mi trabajo he tenido oportunidad de ver inscripciones en "íbero" o "ibérico" que es el idioma que se hablaba en el sureste peninsular antes de la llegada de los romanos. En Alcoy se hallaron unas láminas de plomo llenas de textos en esta lengua. Se ha llegado a averiguar su fonética y como se pronunciaba pero aún no se ha desvelado su significado(hay estudios que lo emparentan con el Euskera o con lenguas indoasiaticas. Me imagino que oir a una de estas ancianas, la china o la roncalesa, sería algo así como encontrar un plomo ancestral lleno de palabras perdidas.

    ResponderEliminar
  12. Alvarhillo, ¿cómo se descubre el modo en que se pronunciaban unos signos cuyo significado se desconoce? ¿Dejaron algún protocasete los iberos? Qué tremendo.

    ResponderEliminar
  13. Ander, según he leido, los plomos de Alcoy estan en Íbero pero con grafía del alfabeto jónico. Ademas tiene similitud en el alfabeto usado con otras lenguas de las que sí se conoce su significado. Es un poco como los idiomas modernos,podemos identificar las letras del idioma Alemán pero si no sabemos la lengua no entendemos su significado. Te dejo una web que te lo aclarará más que yo.

    http://contestania.com/Escrituraiberica.htm
    Mira la tabla de Pío Beltrán.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Los diferentes puntos de vista son reflejos de las diferentes personalidades y eso, desde mi punto de vista, es magnífico aunque a veces pueda tener consecuencias nefastas...

    ResponderEliminar