27.11.06

Parece que no haga más que echarte jarros de agua fría, pero yo no tengo muy claro que yéndote, por muy lejos que te vayas, puedas escapar. Me da la impresión de que no hay que confiar demasiado en la distancia.
(Kafka en la orilla, de Haruki Murakami)

Technorati tags:

11 comentarios:

  1. Un hacha, este Marukami. El sábado estuve en el Vicente Calderón y esas palabras podía habérmelas dicho perfectamente la Real Sociedad, tan certeras...

    PD: Tu robot me pide que escriba Worgouwo. ¿Será el nigeriano que ficharemos en invierno para empezar a meter goles?

    ResponderEliminar
  2. ¿Entraste entonces envuelto en la ikurriña? ¿Dónde están las fotos? Pensé en mandarte un mensaje después del golazo de la Real, pero me dije: no vaya a ser... Y fue. ¿Mala pata?

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el texto, aunque para mi en estos momentos me produce angustia... si la distancia no es la solución, cual es estonces?
    Me parece que estoy en un momento demasiado existencialista.

    ResponderEliminar
  4. Hay distancias más potentes que los kilómetros. Échale un vistazo a esto otro.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gutado mucho: el problema es recodar que "ya te has ido". Pero yo no sé hacer eso. Quizás necesite un curso de esos de reciclaje... o quizás sea una tara propia: No saber alejarse.
    Mas angustia... hoy no es mi día!

    ResponderEliminar
  6. No se puede escapar... Cada uno lleva su Manderley en la mochila allá donde va...

    Pero se puede ir...

    "Baby we were born to run" B. Springsteen.

    ResponderEliminar
  7. Uf, para bromitas estaba la cosa. Salvajes descerebrados los hay en todos los estadios, incluido el de mi equipo, pero me parece que el Calderón se lleva la palma. A poco que conozcas el hecho que se recuerda cada vez que la Real juega en este campo, podrás imaginar los cánticos y las rimas que se escuchaban durante el partido. Penoso, muy penoso.

    ResponderEliminar
  8. Sí, mejor sin la bandera.

    ResponderEliminar
  9. Lo defenderé hasta la muerte: Murakami es Almudena Grandes.

    ResponderEliminar