27.11.06

¿Se dedica usted a motivar a la gente?
Sí.
¿En qué consiste motivar?
En enseñarte cómo descubrir tu pasión vital. Esa que, si la sigues, te hará sentir feliz cada mañana.
¿No es eso algo que cada uno ya sabe?
No crea... Una de las preguntas que más me hacen en mi curso es: "¿Cómo puedo averiguar lo que de verdad quiero?"
¿No sabemos lo que queremos?
Lo que tú crees que quieres, ¿lo quieres? Desde niño te bombardean para que quieras esto y lo otro y, claro, tú tiendes a perseguir eso. Y, ocupado en perseguir eso, no te enteras de lo que tú de verdad quieres.
¿Y qué debo hacer para enterarme?
Sigue este ejercicio: cada vez que, de pasada, sientas que algo te atrae, te interesa, te hace sentir más vivo, más pleno... ¡anótatelo!

(Entrevista en la contra de La Vanguardia de Víctor-M. Amela a Srikumar S. Rao, motivador personal. No, todavía no se puede enlazar.)

Technorati tags:

8 comentarios:

  1. vale... anotare en mi lista de por hacer este curso. Anda que si al final de tu vida descubres que no has hecho lo que querías hacer... que depresión. Creo que ya no quiero hacer ese curso. Paso. Por si las moscas.

    ResponderEliminar
  2. ¿qué sucede cuando uno está muy motivado pero se da cuenta de que no sirve de nada?

    ResponderEliminar
  3. Antes me salían reacciones de rechazo contra quienes necesitaban que alguien les ayudara a saber lo que querían.

    En los últimos años he conocido de cerca unos cuantos casos y he aprendido que es muy pero que muy duro no saber qué quieres (o tener que apuntar ideas a voleo en un cuaderno, para ver si alguna de esas...). Y valoro casi como un privilegio tener algunas ideas básicas claras.

    Pero desde ahí falta todavía otro paso: empeñarse en cumplir eso que uno de verdad quiere, sin dejarse atenazar por los pequeños miedos.

    Y voy a parar porque ya parezco Paulo Coelho, diosmelibre.

    PD: Y esto de la verificación de la palabra sigue complicándose: ¡zpegeqgw! Fíjense en las primeras dos letras. Empiezo a sospechar que David nos cuela mensajes ocultos.

    ResponderEliminar
  4. El consejo de anotar las cosas que nos atraen es de lo más imaginativo. ¡Mira que no habérsele ocurrido antes a nadie!

    Y el título profesional, para partirse. Como de diálogo de Faemino y Cansado:
    Cansado.- Y usté, ¿qué curro tiene?
    Faemino (mirándose las uñas)- Yo soy... motivador personal.
    C. (abre los ojos como platos)- ¡No me diga!
    F.- Motivador personal, como lo oye. (Sacando pecho) ¿Pasa algo?

    ResponderEliminar
  5. Supongo que algunas cosas evidentes no las ve todo el mundo con tanta facilidad. Ni siquiera en la Columbia Business School y en la London Business School donde da clase este tío. No sé: algo debe de haber.

    ResponderEliminar
  6. Este hombre pasó por el Esade para promocionar su libro 'Abriendo puertas'. Uno de esos manuales de eficiencia 'new age' para ejecutivos donde se mezclan obviedades sobre crecimiento personal, toques de supuesto espiritualismo y nociones básicas de psicología cognitivo-conductual. Tengo entendido que el personaje posee unas acusadas dotes histriónicas, una especie de showman.

    ResponderEliminar