15.11.07

La guerra coloreada

Resultan extraños estos soldados franceses dentro de una trinchera en abril de 1916, en medio de la Primera Guerra Mundial. Estas imágenes en color provocan la sensación de un sueño falso, como sobreactuado.

La emboscada tendida en 1915 por este otro pelotón parece más una pintura neoclásica que una escena de la primera gran guerra. Sin embargo, son algunas de las más de 3.000 fotografías que tomó del conflicto Jean Baptiste Tournassoud entre 1914 y 1918.

Como estas ruinas de 1917. Para entonces, hacía ya 14 años que los hermanos Lumière habían patentado el autocromo, un método para tomar instantáneas en color que se utilizó hasta mediados de los años 30 del siglo pasado.

Eran intentos de atrapar el mundo tal como era, pero ahora, acostumbrados a los recuerdos en blanco y negro, a que aquello existiera con esa textura, casi parece que Tournassoud se hubiera dedicado a cazar fantasmas.

Technorati tags: