2.2.08

Los fragmentos y la fotografía

El fotógrafo de AP Eddie Adams ganó un Pulitzer por esta fotografía en la que el general survietnamita Loan dispara a un prisionero. Y dice que le gustaría no haberla tomado nunca:
El general mató al vietcong, y yo maté al general con mi cámara. Las fotografías son el arma más poderosa del mundo. La gente se las cree, pero las fotografías mienten, incluso sin manipulación. Sólo son medias verdades. Lo que la fotografía no contaba era: "¿Qué harías si fueras el general en aquel momento, en aquel lugar, aquel día caluroso, y hubieras pillado al malo que había hecho saltar por los aires uno, dos o tres soldados americanos?".
Lo que faltaba en la foto y que luego contó Adams es lo que había sucedido poco antes. Acababan de matar a varios de sus hombres. El ejército Vietcong les había atacado durante la festividad de Tet, una época que se había pactado como tiempo de tregua.

Adams se sintió siempre culpable, y llamó muchas veces a Loan para disculparse. Lo hizo incluso cuando el general murió. Envió flores con una nota: "Lo siento. Tengo lágrimas en los ojos".

[visto en Kottke]