11.7.08

El asombro

Pienso sorprenderme de todo. Como si nunca me hubieran hablado del avance de manadas de paraguas transparentes, de puertas sobre el agua, taxis neoyorquinos cirulando por la izquierda, pelos muy lisos, pescado crudo, tazas de té. Como si no existieran viajeros, ni vacaciones. Ni relatos. Ni asombros antiguos. Como si supiera mirar.