20.11.08

Pornografía infantil, no

Casi no llego a tiempo, pero aún no es medianoche, y Paco dice que vale hasta medianoche. Cuenta muy bien de dónde viene la campaña. El principio nos ha sucedido a todos, pero esta vez Nacho de la Fuente y él decidieron empezar algo:

3 de junio:

“Leo la noticia de hoy con desánimo y me pregunto, ¿pero cuántos se dedican a esto?

Una verdadera multitud, por lo que veo. La noticia se repite varias veces al mes desde hace años. Voy al buscador del periódico y me salen 455 informaciones de este tipo desde el 2000. Una del 2005 dice que las denuncias por pornografía infantil se triplican cada año. De hecho, en el 2006 y en el 2007 (particularmente en los dos últimos meses del año pasado), la propia hemeroteca lo demuestra. En el 2008 vamos también disparados.

La pregunta es, ¿qué nos pasa?

La policía llamó a esta última operación, la enésima, “Operación lobos”. Me parece adecuado”.

25 de junio:

Nueva redada con más de 40 detenidos por tenencia y tráfico de pornografía infantil. Ya lo dije en otra entrada, ¿pero cuántos son? Desde que escribí aquello, el 3 de junio, se han producido otras dos detenciones masivas.

Claro que siempre nos podemos excusar en aquello de: “Ya ocurría antes, pero no se decía”.

Me acordé también de esta columna, por la cita de Manuel Castells que recojo allí sobre la explotación sexual de los menores”

6 de agosto:

“Esta entrada es larga, aviso. Y contiene una cita, también extensa, de Romano Guardini, el filósofo y teólogo italo-alemán (Verona, 1885-Munich, 1968).

En junio, los días 3 y 25, publiqué dos entradas tituladas “Pornografía infantil”. A partir del 29, apenas escribí en el blog. Como, además, empezaba la época de vacaciones para mucha gente, supuse que las visitas bajarían mucho. Esos primeros días no miré las estadísticas. Luego sí, y comprobé que el número de visitantes era bastante inferior, pero no tanto como cabía esperar. Me puse contento como un idiota. Llegué a dar las gracias en el propio blog el día 3.

Unos días de descanso después, volví a mirar las estadísticas: las visitas no bajaban y publicaba sólo la columna de los sábados, el día de menos audiencia en internet. Como no lo entendía, miré un poco más: las páginas más visitadas eran las dos sobre pornografía infantil que mencionaba antes. Me fijé en las consultas a los buscadores y la mayoría de ellas provenían de personas que buscaban ese tipo de pornografía. Algún día pasaban de los dos centenares. Provenían de todos los países de habla hispana y de algunos más (…)”.

A raíz de un intercambio de comentarios a esta entrada (”Nacho, se me ocurre que, quizá, podríamos promover que muchos blogs publicasen una entrada titulada “pornografía infantil” que tuviera como único texto “No a la pornografía infantil en internet”, o algo parecido, y como única etiqueta “pornografía infantil”. ¿Volveríamos locos a los que utilizan los buscadores para localizar esas infamias? Tú sabes más y a lo mejor tiene contraindicaciones”), Nacho propuso el cartel, que es suyo, y el plan de la campaña para el día 20 de noviembre.

Empezamos a recibir sugerencias sobre otras palabras que convenía incluir para marear a los buscadores: “angels”, “lolitas”, “boylover”, “preteens”, “girllover”, “childlover”, “pedoboy”, “boyboy”, “fetishboy” o “feet boy”.

Nos pusimos muy contentos con los cincuenta primeros blogs que se adhirieron.

Hoy han sido muchos más.