26.1.11

El increíble cocinero menguante

El cocinero Ferran Adrià repasa sus últimos pasos, y lo suyo parece una caminata hacia la desaparición. Hasta 2000 daba de comer en El Bulli a mediodía y por la noche. Entonces, para crear más platos, dice que se vio obligado a dejar de darlos a comer en el primer turno. Ahora, para inventar aún más, explica en una entrevista en El Mundo su próximo paso: "Necesitamos cerrar el restaurante para podernos concentrar en crear y lograr superarnos". Y no dar nada a comer.